viernes, 15 de enero de 2010

Día 23. 24 de Mayo de 2031

Llevo tiempo sin escribir. No tengo fuerzas, y sin embargo es cuando más debería escribir, contar acerca del horror y la destrucción, acerca del egoísmo humano. Hay conflictos por todas partes; por las nuevas rutas marítimas abiertas al descongelarse los polos, que están terminando por reventar el ecosistema ártico, conflictos por la posesión de los últimos reductos de petróleo, conflictos por las zonas de abundancia de agua, conflictos por querer frenar el progreso de oriente, conflictos por el temor escondido de occidente a perder la hegemonía del mundo.
Hay conflictos en las calles, en los bosques, en los aires, en los mares...Nadie quiere perder su espacio, y ahí radica el problema, en que hemos hecho demasiadas fronteras para un lugar que se nos queda pequeño.
El conflicto armado en oriente ha llegado a un equilibrio precario. India y China amenazan a Oriente próximo con devastar los pozos de petróleo si no acceden a sus peticiones de producción para mantener su nivel económico. La bolsa se derrumba, pero quizás eso sea lo menos grave que nos espera...

5 comentarios:

cristal00k dijo...

Buff! pues sí que...

Luis Antonio dijo...

No sé si llegaré al 2031, pero tal como nos lo pintas, no resulta muy sugetivo...Supongo que la actulaidad y tal como la vivimos tiene mucho que ver con ese futuro gris más lleno de sobras que de luces.
Un cordial saludo

Basurero Usurero dijo...

Cada vez veo el futuro más caótico. Suerte.

rosama dijo...

Vaya con el futuro, una copia del presente??? si es que no aprendemos, la raza humana siempre igual, no se ni como hemos llegado hasta aquí.
Saludos.

Yandros dijo...

Gracias a todos, siento tener este blog tan abandonado pero una idea me ronda la cabeza y si la llevo a cabo, no podré dar marcha atrás en esta crónica del futuro...
Un abrazo