miércoles, 9 de diciembre de 2009

Dia 22. 8 de Diciembre de 2029. Campos inerciales

La aplicación de los campos de inercia al maglev supuso el despegue definitivo de este medio de locomoción y lo puso a la altura del avión. La magnitud de la energía requerida para activar los campos inerciales en las fases de inicio y final del trayecto y el mantenimiento de los mismos a bajo rendimiento durante el recorrido para evitar la angustiosa sensación al viajar a casi 1000 km/h es colosal, tan sólo posible tras la investigación en la aplicación del campo magnético terrestre a la creación de subcampos individuales de principios de esta década.
Es curioso, en un avión viajas a la misma velocidad pero no sientes esa angustia. Los expertos afirman que en el magnerail los objetos de referencia que vislumbramos tras los ventanales nos provocan esa angustia, por eso se proyectaron en un principio con cristales opacos pero el resultado fue desastroso. La gente tenía la sensación de estar metida en un "túnel de la muerte" y experimentaban episodios de psicosis transitoria.. Nuestro peor enemigo no es nuestro cuerpo, que ya es débil de por sí ante las fuerzas que manejamos, si no nuestra mente. Es nuestra mejor arma y nuestro punto más débil,
Se han empezado a aplicar los campos inerciales a los vehículos individuales, en espera de la solución definitiva a los accidentes de tráfico. Ni siquiera el seguimiento continuo por satélite de las velocidades, evolución lógica de los antiguos radares, ha permitido descender el nivel de siniestros al mínimo. Ahora, con los campos inerciales, se pretende absorber la energía resultante de una colisión.
Claro que el nivel de energía requerido para un particular sigue siendo prohibitivo para todo el mundo. De momento, como siempre, sólo se salvarán los más ricos.

6 comentarios:

rosama dijo...

La verdad es que si es desagradable viajar sin ventanillas, en el túnel que une Francia con Inglaterra es así y no me gustó nada, prefiero el barco. Un paso intermedio serian ventanas falsas con imágenes falsas que eviten esa sensación, la mente nos juega malas pasadas pero es fácilmente manipulable.
Por cierto siempre problemas para conseguir energía barata, es nuestro sino.
Saludos.

Capitán Clostridium dijo...

Curioso sistema de transporte. Sería una gran aplicación el hecho de aprovechar la energía desprendida en los choques o colisiones nada accidentales.

Luna dijo...

Esto, salvando las distancias muchísimo, me ha recordado a un medio de transporte que vi en un documental, era una especie de tubo que iba por dentro de la tierra y utilizaba la energía gravitatoria o algo así, no me hagas mucho caso porque no me entero. La cuestión es que el aparato cogía fuerza y justo antes de salirse de la tierra se frenaba y aprovechaba esa inercia para volver al sitio, a toda leche, eso sí,ajajaj.

mua!

Angie dijo...

casi casi no me he enterado de na.. luego lo vuelvo a leer, que será que el hambre me transtorna, jaja..

Besos. Angie.

cristal00k dijo...

Ese sistema de locomoción me tiene fascináá y como futuro no me parece nada mal. Parece totalmente limpio y eso no puede ser malo para la pobre Gaia que anda más atropellada ¡quepaqué!

En cuanto a esos efectos secundarios del mismo... pues a grandes males grandes remedios... algo se os ocurrirá a los de Ciencias... ¡ya lo verás! Yo es que os tengo una fe sin límite.

Y si no, siempre se podrá recurrir al viejo truco del control mental, mediante la meditación jeje!

Ommmmmmmmmmmmmm...

Yandros dijo...

Queridos viajeros del futuro: siento no actualizar más a menudo pero las visiones del futuro son borrosas, intermitentes y caóticas. He de poner en orden las ideas y encontrar, paradójicamente, tiempo para hablar del tiempo.
Pero gracias a todos por seguir en el viaje.
Feliz año!